• Seminario “Casta Meretrix: La Iglesia santa formada por pecadores”

    Iglesia de Dios, ¡qué paradojas para el creyente! ¡Qué incomplrensible fuera del ámbito de la fe! ¡Cómo se escapa su comprensión hacia el amor eterno de Dios, hacia el misterio de su vida eterna, hacia lo insondable de la obra de Jesucristo! No hay sistema de la gracia y de la naturaleza que pueda sujetar la libertad del Espíritu Santo en la configuración de la Esposa del Cordero de Dios.

    El largo artículo de Hans Urs von Balthasar Casta Meretrix está tomado del segundo volumen de los Ensayos teológicos, Sponsa Verbi. La Iglesia, nos dice el título del artículo, tomado de una expresión de san Ambrosio de Milán, es una “prostituta casta”. Esta figura, abordada por los Padres de la Iglesia según “temas” variados, es un verdadero acceso a una percepción en la fe de nuestra Iglesia. Una teología dualista, más difundida de lo que la conciencia de los cristianos registra, nos hace pensar acerca de la Iglesia con categorías por un lado “teológicas” y, por otro, “sociológicas”, de modo que, en el mejor de los casos, se suele intentar una complicada síntesis entre lo que Dios pone y lo que ponemos nosotros en la Iglesia, entre la santidad de Jesucristo en ella y la presencia en ella del pecado de los que formamos parte. Pero, en realidad, la Revelación de Dios no nos ha dejado la tarea de recoger lo que podamos de sus verdades eternas en nuestras categorías humanas, sino que la Revelación tiene lugar en la historia humana, de modo que la “síntesis” es la misma presencia de la Palabra eterna en las vicisitudes humanas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Pulsando ACEPTAR dará su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestras condiciones de uso, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Newsletter Powered By : XYZScripts.com