• Seminario “La cuestión de Israel: entre Biblia, teología y política”

    Sobre la base del pensamiento de Hans Urs von Balthasar, el título escogido para este seminario es muy sugerente. Se cumplen el año 2008 sesenta años del Estado de Israel, pero a nadie escapa que la efeméride política es al tiempo especialmente misteriosa. ¿Qué es Israel? Desde hace 60 años hay un Estado de Israel, pero ha sido desde mucho antes un pueblo, y un pueblo muy distinto a los demás. La política no puede ignorar este hecho, porque para el mundo entero, se quiera o no, las noticias de Israel más decisivas no son las de los últimos sesenta años, sino lo que ha representado desde… ¿cuándo? Hay que decir que su historia nos llega desde la Biblia, más aun, que la Biblia es en buena parte la historia de Israel, y que ésta es una historia de fe, por lo que el encuentro con Israel impone de por sí la cuestión teológica.

    Para otros pueblos, para la Roma antigua, por ejemplo, Israel ha representado la pretensión intolerable de una existencia como pueblo a partir de una elección del único Dios verdadero. Israel no podía ser parte nunca de un orden religioso-cósmico-político, porque obedecía con su misma existencia a una intervención de la Palabra de Dios, que posee en sí misma la última verdad sobre el mundo. De ahí el antisemitismo existente ya antes de Cristo. Y de ahí se puede ya ver que el antisemitismo moderno sigue siendo un rechazo de la encarnación de la Palabra de Dios en la historia: es imposible que se acepte a Jesucristo si no se acepta la elección de Israel. Por eso el antisemitismo entre los cristianos tiene que ser calificado de blasfemia (Card. Lustiger).

    Para los cristianos, Israel encarna la revelación de Dios del Antiguo Testamento. La cuestión teológica sobre Israel se agudiza como uno de los problemas más difíciles de abordar, pues el Pueblo elegido entonces sigue existiendo separado del nuevo Pueblo de Dios. En la Carta a los Romanos, especialmente en los capítulos del noveno al decimoprimero, el cristiano procedente del judaísmo, Pablo, ha dicho lo más decisivo. A estos capítulos del Nuevo Testamento habrá que volver continuamente, y desde allí, al centro del mensaje cristiano, que es Jesucristo mismo, como única solución de la cuestión de Israel. De los cinco textos a estudiar, el primero presenta el contenido de Rom 9-11. Los tres siguientes textos pertenecen a la monografía de Balthasar sobre Martin Buber, el célebre exegeta y filósofo judío, activo en la fundación del Estado de Israel. El seminario aborda más a la cuestión política, siempre desde la óptica elevada de la teología de Balthasar. El último de los textos adopta la perspectiva de la teología de la historia, la única desde la que nuestra cuestión puede ser dilucidada en todo su peso escatológico.

    Un apéndice sobre la Antigua Alianza como figura de la forma definitiva de la Revelación de Dios en Jesucristo –en la Nueva Alianza- permite un conocimiento básico de teología católica al respecto, como presupuesto para abordar la cuestión de Israel.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Pulsando ACEPTAR dará su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestras condiciones de uso, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Newsletter Powered By : XYZScripts.com