• Desde el fondo del corazón

    «Ningún bien puede derivarse de ningún cambio que no sea sentido con el corazón, que no sea un desarrollo de sentimientos que brotan libres y serenos del interior del seno de todo el cuerpo».

    John Henry Newman escribía estas palabras en el Tractatus 90, el más famoso del Movimiento de Oxford.

    Nos interesa aquí la afirmación misma de que nada que no se haga desde el fondo del corazón y con toda la existencia será fecundo en bienes para nadie. Esta integridad del acto de libertad tiene en la enseñanza de Newman su correlativo acto de conocimiento, que él caracteriza con el sentido especial que da al verbo “to realize”, que trasciende aquí el significado ordinario que tiene en la lengua inglesa de “darse cuenta”, e incluso el más fuerte de “hacer concreto”. “To realize” es para Newman ciertamente un acto de conocimiento que implica la totalidad del que conoce, por tanto es ya un hacer libre, con todo el corazón. De este acto de conocimiento nacen los bienes que un hombre puede hacer a los demás.

    “To realize” como acto de conocimiento, por tanto, desde el punto de vista del sujeto se puede definir como «atribuir realidad a lo quetiene realidad», pero no sólo nocionalmente ni sólo afectivamente, sino con la propia existencia real, con nociones, afectos, palabras y, sobre todo, con el silencio. Por eso este acto de conocimiento es eminentemente ético, es praxis, es actividad interior y exterior; la  llave de nuestro verbo “to realize” está en la involucración de todo lo que somos en el sí a la verdad desde el corazón en el que se acepta interiormente esa verdad.

    Por eso “to realize” tiene que definirse como amor que se entrega, que entrega su realidad al objeto, lo cual supone el amor precedente que ha puesto al objeto delante del sujeto.

    Hans Urs von Balthasar explica esta concepción de Newman sobre el conocimiento a partir de una noble tradición. (…) “El experimentar al Dios eternamente inconcebible introduce a los creyentes en una gnosis [conocimiento] particular cristiana, la cual, sin embargo, es en el mismo paso siempre centralmente pistis [fe]: siempre entrega total a la siempre más fuerte preponderancia del libre Dios soberano, más aun, sacrificio siempre más radical de todas las evidencias propias, naturales y de los motivos de la fe en y a la única evidencia de Dios”».

    RICARDO ALDANA. To realize, Real, Unreal. Unaspecto esencial de la enseñanza de John Henry Newman.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Pulsando ACEPTAR dará su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestras condiciones de uso, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Newsletter Powered By : XYZScripts.com