• El arte de las versiones (Continuación)

    La traducción de “El Gran Teatro del Mundo” de Calderón de la Barca, por Hans Urs von Balthasar

    A nivel formal, el traductor ha hecho una gran labor para adaptar la rítmica y la musicalidad de los versos españoles a las del verso alemán. En su drama, Calderón ha utilizado versos de distintas dimensiones, y en ellos ha ido alternando ritmos yámbicos (o sea con el acento de la rima en una sílaba par y los acentos secundarios en sílabas mayoritariamente pa-res: p. ej.: “Campaña de elementos/con montes, rayos, plagos y vientos” v.9-10) con ritmos trocaicos (o sea con el acento de la rima en una sílaba impar y los acentos secundarios en sílabas mayoritariamente impares: p. ej. “Hoja a hoja y rayo a rayo/Se desaten a porfía” v. 499-500). El ritmo trocaico es muy congenial a la lengua castellana, pero en alemán parece saltar, resulta raro y casi cómico, por lo cual Balthasar no ha intentado reproducirlo mecánicamente, como hicieron otros traductores antes de él, sino buscado ritmos y tipos de versos que produjeran sobre el oído alemán unos efectos parecidos a los que hace el verso de Calderón sobre un hispanohablante.

    Así, para los octosílabos trocaicos del prólogo del Mundo, largamente descriptivos, ha elegido el endecasílabo yámbico, que es la forma alemana más adaptada para la descripción: “Autor generoso mío/ …” (verso de ocho sílabas con acento de la rima en la 7ª, que es impar) se transforma así en: “Schöpfer, Erhabner, dessen Macht und Wink/…” (verso de 11 sílabas con acento de la rima en la 10ª, que es par – aquí no hay 11ª sílaba porque Wink es una palabra aguda). Para el labrador, Balthasar ha escogido un verso con cuatro acentos rítmicos, parecido por el número de acentos al octosílabo original, pero le pone un ritmo yámbico, lo cual produce, en alemán, el mismo efecto alegre que tiene en el original: “Hoz y azada son mis armas, con ellas riñendo estoy con las cepas con la azada, con las mieses con la hoz”. (v. 761-764)

    “Mit dem von mir bestellten Pflug, Durchfuhr ich ihr die alten Wangen, So wird ihr wahrlich übergnug Zurückgezahlt, was ich empfangen”.

    Estos versos nos llevan a la cuestión de la rima. Se puede notar que los versos de Calderón tienen aquí rimas asonantes: las “a” en armas/azada, la “o” en estoy/hoz, mientras que las rimas de la traducción son perfectas: Pflug/übergnug y Wangen/Empfangen. Es que el oído alemán no está acostumbrado a las rimas asonantes: no consigue percibirlas o las considera rimas imperfectas. Así, para todas las partes del drama donde Calderón utiliza rimas asonantes, Balthasar las traduce o bien con rimas perfectas o con ninguna. Y en el caso del pobre, ha quitado toda forma métrica para dejarle hablar en prosa, lo que consigue darle al personaje mayor realidad y dramatismo.

    Volvamos ahora a consideraciones más generales [sigue en el boletín de Mayo].

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Pulsando ACEPTAR dará su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestras condiciones de uso, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Newsletter Powered By : XYZScripts.com