• El Juego

    «El proceso de aprendizaje nace desde dentro. El asombro es el deseo de conocimiento. Para que uno se pueda asombrar, precisa ser libre interiormente. Cuanto menos filtros y prejuicios haya, más libre se es, porque uno no está “condicionado” para pensar de una forma determinada. Por ejemplo, a los niños pequeños les condicionan poco los “qué dirán” y la reputación. Los niños tienen muy pocas ataduras. Su creatividad es mayor que la del adulto. Pero enseguida, y con razón, nos surge la siguiente duda: ¿no hace falta estructurar mínimamente esta creatividad? ¿Qué bien puede salir del descubrimiento en el caos?

    Invención y disciplina parecen ser conceptos contradictorios. Pero no lo son. Pablo Picasso decía: “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”. Y Einstein, a quien nunca le faltaba el humor, proponía la siguiente fórmula para el éxito:

    A (éxito) = X (trabajando) + Y (juego) + Z (callar la boca)

    Si no hay libertad interior en la realización del trabajo, es difícil conseguir el éxito. Aquí, el juego no se entiende como la diversión de aquel que va al cine o enciende la televisión pensando “a ver lo que me echan para pasármelo bien”, o de aquel niño que coge la Play, tirado en el sofá, como primer y último recurso para matar el aburrimiento. El juego se entiende en el sentido de disfrutar realizando una tarea porque uno lo hace de corazón, le pone imaginación, creatividad, la interioriza, la hace suya. Como aquel niño que se pasa horas en silencio, concentrado, haciendo pasteles con arena fina, agua y piedrecitas en la orilla del mar. O como aquel niño que construye cabañas con sábanas alrededor de los muebles del comedor.

    Existe en el niño un movimiento natural de proactividad para el conocimiento que, hoy en día, no solo subestimamos, sino que ignoramos y que cancelamos con bombardeos continuos de estímulos externos. El aprendizaje se origina desde dentro, y el mecanismo a través del cual deseamos conocer es el asombro».

    Catherine L’ecuyer, Educar en el asombro,

    Plataforma Editorial 2012, p.69-71

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecer la mejor experiencia de usuario. Pulsando ACEPTAR dará su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestras condiciones de uso, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Newsletter Powered By : XYZScripts.com