• La apretó contra su pecho

    «¡Qué delicioso resultaba llegar a aquel refugio desde la oscuridad y el miedo de donde venía! Aquella luz tamizada y suave provocaba en ella la ilusión de estar entrando en el corazón de una perla nacarada. Además las paredes pintadas de azul con estrellitas plateadas prolongaban el espejismo, como si en realidad se tratara del mismo cielo que acababa de dejar afuera racheado de nubes de lluvia.

    –He encendido un fuego para ti. Tienes frío y estás mojada –dijo su abuela. […]

    El asombro y la admiración tenían tan aturdida a la princesa que no podía ni dar las gracias

    y se iba acercando tímidamente, sintiéndose incómoda. La señora estaba sentada en una silla baja junto al fuego, y extendía los brazos hacia la niña, pero ella remoloneaba con una sonrisa turbada.

    –¿Pero qué te pasa? –preguntó–. No has estado haciendo nada malo. Yo lo sé, aunque tienes cara de angustia. A ver, ¿cuál es el problema?

    –Querida abuela –dijo–. No estoy tan segura de no haber hecho nada malo. Tenía que haber subido corriendo a buscarte en cuanto ese animal asomó por la ventana, en vez de escaparme a la montaña y pasar el susto que he pasado. […]

    –Anda, ven acá. Seguía con los brazos abiertos hacia ella.

    –Pero abuela, estás tan guapa y tan magnífica con corona y todo, y yo, ya ves, mojada y sucia de barro. Te estropearía ese traje azul tan bonito.

    La señora, con una sonrisa alegre, saltó de su asiento mucho más ágilmente de lo que podría haberlo hecho la propia niña, y la apretó  contra su pecho. Luego la cogió en brazos sin dejar de besar una y otra vez su carita manchada de lágrimas.

    –¡Ay, abuela, te estoy poniendo perdida! –gritó la niña, apretándose contra ella. –Pero cariño, ¿cómo puedes creer que me importe más mi vestido que mi querida niña?…».

    George MacDonald, La princesa y los trasgos, Ediciones Siruela, pp. 145-146,150-151.

Uso de cookies

El sitio web www.maior.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su experiencia de usuario. No se utilizan las cookies para recoger información de carácter personal. Encontrará más información en nuestra Política de cookies, pinche el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Newsletter Powered By : XYZScripts.com